Home blog ¿Es el cannabis una herramienta de inspiración musical para DJ’s?

¿Es el cannabis una herramienta de inspiración musical para DJ’s?

cannabis para la inspiración musical

A medida del que el consumo de cannabis va siendo más “aceptado” y normalizado en sociedad, es más común ver testimonios de diversos artistas alegando que ésta planta les proporciona cierto aumento en sus niveles de creatividad. Para quienes se mueven en el mundo de la creación musical, bien sea por medio de letras, melodías, sonidos o producciones electrónicas, tales comentarios nunca les han pasado desapercibidos y de hecho, en muchos les genera cierta curiosidad. De allí, a que cada día haya más aventurados que se animen a probar con el Stardawg para corroborar o desmitificar tal teoría.

Por otro lado, quienes son habituales en el consumo de la marihuana, también hacen constantes referencias a cómo esté hábito les ayuda a percibir la música de otra manera, a conectar más con el sonido, a sentir con más afinidad una letra o incluso sentirse en ambiente. Pero, aún así, esto podría ser nada más que una apreciación personal y obviamente, no representa ninguna prueba de que el cannabis sirva como herramienta para la inspiración musical.

Ahora, si nos damos un paseo por la red, es fácil notar que este es un tema bastante controversial, además de que abunda la información e incluso estudios neurocientíficos que vinculan el cannabis con la música, destacado en algunos casos su aporte creativo. En este sentido, basados en la información recopilada, en esta oportunidad quisimos hablar de los elementos en los que se basa la teoría de que el cannabis es un excelente aliado para inspiración musical.

El cannabis como herramienta para la inspiración musical de DJ’s

Algunos estudios de carácter no oficial, alegan que el cannabis es un excelente aliado para inspiración musical. Imagen vía Freepik.es

Aunque no es la intención generalizar, sabemos que en lo que se refiere a toques de música electrónica o grandes eventos de disjockeys, el consumo de distintos psicotrópicos es bastante habitual. Hablando específicamente del cannabis, podríamos atribuir esta realidad al hecho de que tanto la planta como la música, provoca cierta alteración en los sentidos como resultado de la liberación de dopamina en nuestro sistema nervioso. Dicho en otras palabras, la percepción del sonido es más sensorial y elevada.

Aunque no hay ningún estudio científico abalado por alguna fuente oficial que respalde tales teorías, sí que existe en la red diversas publicaciones de investigadores universitarios que defienden la estimulación cerebral producida por el cannabis. Entre otras cosas, se le atribuye la condición de promotor psicoacustico, mientras que la acción de algunos de los cannabinoides presentes en la planta se relaciona con el estado de ánimo, sensación de bienestar, manejo del estrés e incluso la capacidad de concentración.

Con las bases de ésta teoría, se podría afirmar que el consumo de cannabis sí que crea un escenario sensitivo dónde aumentan las posibilidades de ser más creativos al momento de crear música nueva, combinar pistas, realizar mezclas, etc. Todo esto, al tiempo de que se tiene una mejor percepción y se disfruta más de los sonidos a nuestro alrededor. 

Claro que, como todo tema que genere controversia dentro de un sector determinado, siempre habrán dos o más puntos de vista. Este caso en particular no es excepción a la regla y en contraparte, también se divulga mucha información acerca de lo innecesario que es recurrir a psicotrópicos para estimular la creatividad, cuando nuestro organismo por sí solo segrega neurohomornas de forma natural que cumplen esta función. Incluso otras opiniones expertas aseguran que este hábito puede volverse perjudicial, causando el efecto contrario a tal punto de entorpecer la capacidad creativa de un artista.

Entonces, ¿Es realmente el cannabis una aliada para la inspiración musical? La realidad es que no hay forma de dar una respuesta negativa o afirmativa para ésta interrogante, pues depende de muchos factores que van desde el tipo de planta que se consume, la frecuencia, la combinación con otras sustancias e incluso, el estado emocional de la persona. Lo que sí es indiscutible, es que es una costumbre que se remonta a épocas inmemoriales y conforme se normaliza en sociedad, más personas se animan a hablar de sus ventajas o desventajas desde su propia experiencia.

También podría interesarte: Las mejores razones para estudiar para ser DJ profesional

Salir de la versión móvil