La Reverberación – VII

Se manera parecida, si bien las ERs tienen varios datos útiles en cuanto al posicionamiento con detalles. Dentro de la cola reverberante esos detalles logran difuminarse y no es tan relevante dentro de la estructura interna. Por ello es perceptualmente importante únicamente con las tendencias que señalan al grupo.

La verdad es que importa la duración, mientras más tarde en apagarse. Asimismo, importa el tono espectral y la variación que posee dicho tono a lo largo de su extinción dentro del a cola. Asimismo, son escasas las veces que se ha podido justificar el acudir a un punto para crear la cola a reverberación de convulución. Eso implicaría más detalles delgados y necesita más cómputo para puntos que no serán tan sencillo de sentir.

Si lo que quieren es tenerlo más claro

Existe una preferencia en gran parte de los casos. Ya sea por puntos en la ingesta de CPU como en cada resultado final. Todos ellos pasan por distintos patrones de ERs para poder ubicar los instrumentos/pistas/grupos en sitios distintos. Asimismo, existe una cola reverberante usual y sin ERs empleada en el envío que sería algorítmico y con una calidad sin igual. Éste podría evitar todo tipo de sensación ‘cíclico’ y que consiga una excelente sensación difusa. El control en el retardo previo de cada juego al ERs y, asimismo, un retardo previo de cada envío a la reverb. Todo ello sería útil al momento de definir y descongestionar en el punto exacto.

Además, no hay que olvidar el hecho de complicarse en la vida porque sí. Si existe un proyecto donde el diseño de reverb sea más sencillo. Se comenzaría a conseguir resultados óptimos, por lo que se debe pensar en dividir cada herramienta. Luego de eso, brindar su propio juego distintivo de ERs y añadirla a la cola reverberante teniendo el mismo algoritmo que las otras pistas. Sin embargo, deben estar en una instancia que posea las ER que están empleando para la reverb en general.

Compartir